Debido a la situación actual en la que vivimos, es necesario extremar las medidas de higiene y protección individuales. Además del uso de mascarilla e higiene de manos constantemente, os damos unos consejos para mantener el cepillo lo más limpio posible. 

El cepillo dental puede tener un papel importante en la transmisión de enfermedades y aumentar el riesgo de infección al servir como vector de microorganismos. 

Numerosos estudios han demostrado la presencia de diferentes tipos de microorganismos (entre ellos los virus) en las cerdas de los cepillos, capaces de permanecer en ellas durante días o incluso semanas. 

Por tanto, ante la actual pandemia de COVID-19, que nos ha hecho cambiar muchos aspectos de nuestra rutina diaria, debemos también tener especial cuidado con el cepillo dental y adoptar una serie de medidas con el fin de prevenir el riesgo de contagio. 

 

  1. Lavarse las manos con agua y jabón durante 40 segundos antes de tocar el cepillo dental 
  1. Proceder al cepillado de dientes habitual durante dos minutos, tras cada comida, asociándolo a la higiene interdental mediante hilo de seda o cepillos interdentales  
  1. Enjuagar bien el cepillo con agua 
  1. Desinfectarlo con agua oxigenada diluida al 1% durante un minuto, pues ha sido demostrada su eficacia en reducir la carga viral 
  1. Secar bien el cepillo para eliminar agua y humedad  
  1. Dejarlo con el cabezal hacia arriba, lo más alejado posible del wáter, para evitar la contaminación 
  1. No guardar varios cepillos juntos, por el riesgo de contaminación cruzada de un cepillo a otro 

 

 

Te esperamos en Clínica Dental Peris para resolverte cualquier tipo de duda y realizar tu revisión anual.